Se trata de la exclusividad que puedes tener para sacar el máximo provecho de tu dominio en Internet. A diferencia de los servidores que prestan su servicio de manera parcial, un servidor dedicado es aquel que funciona como si fuera parte de quien lo contrata, pero sigue siendo administrado y operado por quien provee el servicio host.

Al gozar de esta particularidad, si cuentas con servidor dedicado, puedes requerir de una manera especial la configuración, rendimiento y seguridad de acuerdo a la necesidad o finalidad que persigas con tu proyecto.

Conozcamos a fondo los beneficios de sus funciones

Dentro de las utilidades que te ofrece, encontrarás que puedes alojar servicios más personalizados, aplicaciones, creación de información de respaldo con un alto margen de almacenamiento. Se consigue así que el alojamiento de sus clientes se visualice desde un mismo entorno, lo que no ocurre con un servidor compartido, donde debes distribuir sus recursos proporcionalmente por cada sitio web que aloje.

Normalmente, los sitios que están alojados en un servidor común, deben compartirse CPU y RAM, por lo cual sus actividades se verán en muchas ocasiones ralentizadas, algo de lo que te librarás con un dedicado, ya que la estabilidad del servicio es permanente y confiable.

Además, tendrás la tranquilidad de no ser fácilmente vulnerable con la seguridad de la información confidencial que almacenes. No tendrás que compartir dirección IP, como sí ocurre con los compartidos que muchas veces por medio de la actividad de otros sitios de la web, permiten el acceso o ellos mismos contienen softwares maliciosos o spam.

Muchas veces por la magnitud de la marca, asociación o empresa, requiere tener su propio servidor. Sin embargo, no cuenta con los recursos para que sea administrado de forma eficaz, en estos escenarios los alojamientos dedicados se convierten en una herramienta esencial para solucionar esa dificultad.

¿Cómo puedo acceder a los servidores dedicados?

Como es lógico, debes ponderar la utilidad de estos servicios con las necesidades puntuales que tengas, ya que contar con un espacio avanzado en la web supone un gran volumen de datos y un tráfico significativo de clientes o visitantes a tu sitio en la web. En caso de no estar preparado, tu actividad simplemente se vería muy limitada para alcanzar las metas que te hayas propuesto.

Por ejemplo, ocurre casi siempre que al iniciar tu negocio o tu tienda online, no veas la necesidad de contar con un espacio tan avanzado para tu dominio en la web. Pero en la medida que vaya creciendo y expandiéndose tu actividad, sentirás la necesidad de fortalecer el sitio que tienes alquilado en Internet.

Es por ello que, debido a su alta funcionalidad, obviamente, reviste un mayor costo para quien desee contar con su alojamiento dedicado, pero el costo que pagues al adquirir este servicio lo compensará indudablemente con las ventajas que te proporcionará. Por lo cual, los beneficios que obtienes al utilizar un alojamiento para tu espacio web serán incalculables y disfrutarás de estar en los primeros lugares de las visitas en Internet.