Cuando vamos a contratar nuestro plan de hosting encontramos servidores con Windows y Linux. Sin embargo, muchos eligen un alojamiento Windows por considerar que es el sistema operativo que ya conocen. Si te encuentras en este punto y no sabes cuál elegir, te invitamos a leer este post donde explicamos 3 motivos por los que es mejor construir tu web en un servidor con Linux.

3 razones para elegir un servidor de alojamiento web con Linux

1. Más económico

Un hosting basado en Linux es más barato que un alojamiento de Windows, ya que la empresa prestadora del servicio no tuvo que pagar licencias para usarlo. Además, la mayoría de servicios y aplicaciones que requieren para funcionar son de código abierto por lo que su adquisición y uso también son gratuitos.

El mantenimiento de Linux no es tan minucioso como el de Windows, lo que reduce costos a la hora de monitorear su funcionamiento.

2. Linux es más seguro que Windows​

Los ataques a Linux son pocos y normalmente toda la comunidad de desarrolladores ayuda a solventarlos. Sin embargo, se considera que este sistema operativo es más seguro que Windows. Esto sucede por:

– Funcionamiento propio de Linux: su base en Unix organiza y limita el comportamiento de los usuarios, la única persona que puede realizar cambios es el administrador, de otra forma el sistema rechazará cualquier intento de alteración. No hay archivos ejecutables ni registro y todo el OS se compone de módulos, por lo que si una parte del sistema deja de funcionar, puede eliminarse y volver a instalarse.

– Windows es el objetivo de ciberataques: la mayoría de virus son diseñados para este sistema operativo, ya que mundialmente es el OS más usado. Pero, la ejecución de programas en segundo plano y el control que tiene el usuario para acceder y modificar el sistema, son características que lo vuelven un blanco más fácil.

3. Mayor estabilidad y compatibilidad

Linux es compatible con casi todos los componentes de computadora por lo que las empresas no suelen presentar problemas en sus ordenadores. Esto garantiza la estabilidad del servidor y que nuestra web siempre esté en línea. Por otra parte, Windows no siempre funciona correctamente con todas las partes electrónicas y puede requerir mayores recursos para su funcionamiento, disminuyendo su rendimiento.

También, cabe mencionar que en tema de actualizaciones, Linux se pone al día de forma más rápida y continua, por lo que tendrás un alojamiento web con los últimos parches de seguridad y funcionalidades.

Entonces, ¿por qué optar por un servidor Linux para nuestra web?

Por la confianza y seguridad que tendremos con un sistema operativo eficiente, asegurándonos que es poco probable que nuestro proyecto web tenga problemas y falle. Además, en dado caso que esto suceda, existirá un soporte de parte del proveedor y documentación en línea que nos ayudarán a resolver los conflictos.

Ya conoces por qué es recomendable utilizar un servidor Linux para alojar tu sitio web. ¡Ahora bien, anímate a contratar un plan de hosting que contenga este sistema operativo!