Una vez que tienes diseñado tu sitio web, es hora de publicarlo. Sin embargo, podrás preguntarte de qué forma puedes llegar a hacerlo, y en estos momentos puedes tener unos cuantos archivos en algunas carpetas. Pero… ¿cómo llevas a que estos sean visibles en Internet? Ahora te contaremos lo que debes hacer y qué opciones tienes para publicar tu página.

Una vez ya contratado tu plan de hosting y creado tu sitio web, es hora de ver cómo puedes publicar tu sitio web. Para subir todos estos archivos, tienes tres posibilidades: con un cliente FTP (software instalado en tu computadora), un navegador web o la aplicación web del panel de control que viene con tu alojamiento.

Cliente FTP​

Es posible que al inicio, debas subir varios archivos que pueden ser pesados, y el cliente FTP puede ser una buena opción para maximizar la velocidad de transferencia. Desde allí, podrás gestionar toda la organización de los archivos, por lo que será algo más cómodo y sencillo de hacer.

Para publicar usando el cliente FTP, ten en cuenta que necesitas la siguiente información: hostname, es decir, la dirección de tu sitio web, los datos de ingreso que te fueron asignados cuando te registraste y el directorio donde se deben guardar los archivos de tu página (que serán públicos). Normalmente será la carpeta “public_html”.

Desde tu navegador

Al publicar tu página web, desde el navegador puedes ahorrarte algo de tiempo al no tener que configurar un software adicional. Además, si no eres un experto o se te pueden dificultar los temas de configuración, esta puede ser una buena opción.

Para hacerlo, debes escribir en tu navegador ftp://usuario.tudominio…, luego ingresas el usuario y la contraseña. Allí aparecerán las carpetas donde podrás subir tu página web.

La única desventaja de cargar los archivos con el navegador es la imposibilidad de subir rápidamente los archivos que pueden ser muy pesados, ya que los tiempos de conexión y acceso, en algunos momentos, por cuestiones de seguridad, se ven limitados.

Administrador de archivos

La forma más sencilla es a través del administrador de archivos que tienes en el CPanel o panel de control del servicio de alojamiento. Puede ser muy fácil para aquellos que tienen un conocimiento técnico muy básico. Además, ofrece funciones especiales, como la edición directa de archivos de código y configuración.

Cuando te dirijas a tu administrador de archivos, ten presente activar la opción de mostrar archivos ocultos, por si necesitas editar alguna pieza de código o incluir nuevos ficheros que puedan ser importantes para tu proyecto.

Ya conoces cómo puedes publicar tu página web. Es recomendable que elijas aquella opción que se adapte a los conocimientos técnicos que puedas tener en la configuración web. De lo contrario, puedes recurrir a un experto o evaluar de qué otra forma puedes publicar tu sitio. Por ejemplo, si es un blog o foro, puede ser que te convenga más, usar un autoinstalador como Softaculous, ya que con un solo clic y alguna información básica, podrás instalar las aplicaciones que desees.