La autentificación de dos factores es un sistema de seguridad que obliga a los usuarios a ofrecer dos medios de seguridad, esto gracias a que agrega una segunda capa, para el acceso a tus cuentas de forma online. Un claro ejemplo de esto son aquellas páginas donde para acceder o hacer una transacción adicional a la clave de acceso se nos pide que ingresemos un código, el cual ha sido enviado a nuestro teléfono, correo, o que puede ser generado por algún toquen.

Es decir, como su nombre lo dice, se solicitan dos factores para poder tener un acceso. También se le conoce por sus siglas como 2FA. Este tipo de seguridad, hoy en día, se implementa mucho debido a que es muy seguro y difícil que alguien más pueda tener acceso a los dos códigos.

Seguridad a prueba de todo

Esta herramienta no es infalible pero es una de las más seguras, incluso hasta permite saber si alguien ha estado tratando de acceder sin autorización, ya que por lo general se generan mensajes de alerta.

Se recomienda el uso de 2FA en aquellos casos en que las cuentas que manejamos son de gran importancia, por ejemplo nuestras cuentas bancarias, nuestros accesos a correos, y todas aquellas que consideremos ameriten este tipo de resguardo.

Hoy en día, la mayoría de las web permiten activar este tipo de seguridad, por ejemplo cuando ingresamos a nuestro correo tenemos la opción de configurarlo para que nos envíe un código de seguridad al momento en que ingresamos para que no solo se pueda acceder a estos con la clave sino también con dicho código.

El uso de una sola clave es un sistema muy vulnerable ya que hoy en día es muy fácil instalar un programa para la recuperación de claves, incluso con el solo hecho de navegar por la web ya se exponen nuestras claves. Si a esto le sumamos que las claves de mayor seguridad son largas y por ende difíciles de recordar, lo cual trae como consecuencia que la mayoría de las personas utilicen la misma clave para todo, lo cual facilita la intromisión no deseada.

Debido a todo esto se hace indispensable el manejo de este tipo de seguridad, tanto para nuestros servidores como para nuestras cuentas en la web que son de gran valor.

Existen diversas formas de aplicar este tipo de seguridad. Configurarla es muy fácil y muy flexible puesto que este segundo filtro se puede asociar a diversas opciones, que van desde códigos aleatorios adicionales hasta imágenes de seguridad. Solo debemos escoger la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Incluso en muchos de los casos se pueden configurar varios métodos a la vez para que al momento de ingresar nuestra segunda opción se pueda elegir el método en que se va autentificar. Volviendo al tema de los correos tomamos de ejemplo cuando iniciamos nuestra sesión Gmail en un equipo distinto, él nos pregunta de qué forma deseamos ser autentificados y nosotros escogemos la que nos quede más fácil en dicho momento.