Cómo la velocidad de carga afecta el posicionamiento de tu web

Nos enfrentamos a un mundo en donde la velocidad juega un factor clave en cuanto a la selección o disfrute de contenidos a través de los entornos sociales o páginas web.

Solo basta con tener una pésima señal en tu móvil para desistir de ver aquel video que te pareció interesante en Instagram, pues bien, lo mismo sucede cuando un usuario entra a tu web para disfrutar de tu fantástico contenido pero ésta simplemente tarda eones en cargar.

A nadie le gusta esperar por nada, por algo los restaurantes de comida rápida hicieron millones durante el siglo XX y lo que va del XXI. Por eso Amazon triunfa en la venta al minoreo de artículos y demás productos. La rapidez lo es todo y eso aplica incluso cuando quieras tomar una decisión.

Es por eso que si tiene una fantástica web muy bien diseñada, responsive, y con un contenido que no tiene nada que envidiar a Star Media pero que no cuenta con una carga rápida al ingresar a ella, lamentablemente estará destinada al fracaso.

Pésima velocidad de carga, el enemigo de tu web

Cuando desarrollamos un nuevo proyecto web, lo primordial antes de teclear la primera letra del nombre de dominio y busca su extensión predilecta, es encontrar un proveedor que te ofrezca un buen servicio de alojamiento que no presente contratiempo alguno.

Y esto me lleva al primer eslabón de esta cadena extensa de problemas, porque cuando contratas a un pésimo proveedor hosting estás sentenciando a muerte tu web antes de su nacimiento.

Es muy fácil saber qué tan buen servicio presta el proveedor que elijas, tan solo debes ingresar a sus redes sociales y verificar la atención que tiene con sus clientes y el nivel de satisfacción en cuanto a resolución de problemas. Demás está decir cuál sería tu discriminación en cuanto a la mejor elección.

El otro eslabón es la necesidad imperante y casi obsesiva de contar con grandes cantidades de seguidores apenas colocas online tu web. No hay forma alguna de que esto pase sin antes no crear una estrategia de contenido acorde a tu nicho, mercado o público objetivo.

Primero enfócate en qué, cómo y a quién lo dirás para obtener las primeras métricas que te permitan conocer si lo que haces va por el camino por donde quieres que transite tu emprendimiento. Fideliza primero para luego crear una comunidad y lograr la conversión respectiva.

Cual sea el contenido que elijas para compartir en tu web, ten en cuenta las premisas más importantes de la redacción SEO: Hipertexto, interactividad y multimedia.

Procura enlazar internamente un contenido con otro de manera orgánica, agrega imágenes, fotografías o vídeos que carguen al instante para causar la mayor cantidad de interacción.

Cualquier cambio que hagas, ten en cuenta que el tráfico a través de los dispositivos inteligentes móviles está en auge. Lo que quieres decir que con el paso del tiempo, deberás adaptar tu contenido de manera que pueda ser disfrutado desde cualquier plataforma o pantalla sin que este pierda ni calidad ni interés por el usuario.